https://lasillavacia.com/silla-cachaca/asi-se-mueven-los-candidatos-uribistas-la-alcaldia-de-bogota-69594

Ángela Garzón: en búsqueda del centro

La única mujer en competencia comenzó a moverse en octubre con talleres para construir propuestas, una estrategia que ya es usual entre los candidatos uribistas para tantear lo que buscan sus electores.

De los tres, es la que más hace énfasis en una agenda centrada en la política social (educación, primera infancia, atención a ancianos) e incluso le dijo a La Silla Cachaca que pretende implementar presupuestos participativos.

Eso es relevante porque el énfasis en las políticas sociales ha sido un discurso del que tradicionalmente se ha apropiado la izquierda. Y, por ejemplo, de presupuestos participativos el otro precandidato que está hablando es el exsenador verde Antonio Navarro, potencial competidor de Garzón en la campaña.

Todo eso lo resume ella en que se considera “de centro social”.

Eso lo explica en buena medida su trayectoria con origen político en el Partido Liberal (fue Secretaria social y de participación ciudadana de ese partido en 2013 y Gerente de la campaña al Congreso en 2014), además de que es hija del ex vicepresidente Angelino Garzón, que a pesar de ser haber trabajado con Juan Manuel Santos tiene origen en la izquierda.

“Desde que ingresé al Centro Democrático quedó claro que tengo una historia muy diferente a la de muchos militantes del partido. Yo me reúno con animalistas, ambientalistas, víctimas de abuso sexual, indígenas y grupos que no se sienten acompañados por gente del partido, pero sí conmigo. Trato de hacer alianzas con ellos, como lo hacía mi padre”.

A eso se suma que de los tres es la que más duro le tira a Peñalosa, a pesar de que el Centro Democrático hace parte de la coalición de gobierno. No sólo no está de acuerdo con la valorización (que todo el partido votó negativo) ni con el Transmilenio por la Séptima (cuyos recursos aprobó el Centro Democrático con la salvedad de que consideraba más importante la troncal de la Boyacá).

También se opone al proyecto de Peñalosa en la Reserva Van der Hammen, y dice que su percepción sobre esta Alcaldía ha cambiado desde 2016, cuando “creía que iba a ser un gobierno diferente”, hasta ahora, cuando ve que “pasa por encima de la gente”.

Empezando su campaña a finales del año pasado, de hecho, cogió como bandera la demanda que interpuso contra el proyecto de valorización aprobado en el Concejo, y distribuye un periódico explicando sus razones para querer tumbarlo.

Sin embargo, dice, “lo que Peñalosa deje licitado se hace”.

Related Post

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *